Naturaleza

Madeira. El jardín del Atlántico

Madeira. El jardín del Atlántico

Un viaje transoceánico con fecha de vuelta a una semana vista da para poco y deja sensación de vacío.

Tanta selva, tanta agua, tanta montaña, tanta naturaleza salvaje no puede ser disfrutada en tan solo una semana. ¿O sí?

Si existe algún lugar rodeado de océano, con una vegetación exuberante, prácticamente selvática, donde el turismo no sea de masas, cuyas gentes conserven la humildad y el ritmo de vida tranquilo de una isla o del campo, y que además puedas visitar en una semana y no quedarte con las ganas, ese lugar, sin duda, es Madeira.

Madeira El jardín del Atlántico 2

Madeira El jardín del Atlántico 3

El jardín del Atlántico la llaman. Un auténtico paraíso para el senderista por la variedad de sus paisajes, por la buena conservación de sus caminos y por el tamaño y contrastes de la isla.

Madeira, isla de origen volcánico, posee una vegetación exuberante y unas montañas espectaculares. Tanto la parte interior como su costa son extremadamente accidentadas. Un auténtico laberinto de barrancos verdes que ha ido moldeando el perfil de la isla desde que sus habitantes decidieron darle forma con las “levadas”, canales o acequias para aprovechar el abundante agua que recogen sus montañas en forma de bruma y hacerla llegar a los campos y huertas que aún se cultivan con la calma y paciencia de antaño.

Las levadas son omnipresentes en la isla. Son las arterias y la vida de Madeira. Gracias a ellas, los madeirenses han podido disponer sus cultivos en bancales o terrazas, propiciando gran cantidad de rutas y senderos en cuyo recorrido siempre nos acompaña su correspondiente levada indicándonos el camino, guiándonos por infinidad de lugares recónditos, a veces invitándonos a parar, a sentarnos admirando el paisaje y dar miguitas de pan a los pájaros, afables, acostumbrados a los senderistas. Otras veces, sorprendiéndonos con impresionantes cascadas, o atravesando pequeños poblados imaginados en tiempos de nuestros abuelos.

Madeira El jardín del Atlántico 4

El bosque originario de Madeira, el bosque de laurisilva, fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en diciembre del 99, e integrante de la Red Europea de lugares de importancia comunitaria. Un lugar protegido donde nos sentiremos parte integrante de la naturaleza. Grandes extensiones de esta isla forman parte de un conjunto de áreas protegidas, entre las que destacan el Parque Natural de Madeira y el Parque Ecológico de Funchal.

 Madeira El jardín del Atlántico 5

Mención aparte para las islas Desertas, reserva natural desde el 95, un conjunto de tres islas alargadas al sureste del archipiélago, no habitadas por su clima desértico, donde se recupera poco a poco una población de focas monje (o lobos marinos, como prefiráis) que estuvo cerca de la extinción pero que actualmente se mantiene y, quien sabe, si navegamos por sus cercanías para avistar delfines, ballenas o alguna de las múltiples especies de cetáceos que podemos encontrar, tal vez, con un poco de suerte, os encontréis con algún descendiente de “Desertinha”, la foca monje que apadrinaron durante un tiempo los pescadores de la isla, ya que venía a diario a puerto, a buscar pescado. Muy interesante el museo de la ballena, en Caniçal, donde además de ver una espléndida reproducción de Desertinha, conoceremos toda la historia de la caza de Ballenas en Madeira y todas las actividades derivadas de esta actividad, así como las diferentes especies endémicas de aves que sobrevuelan sus costas.

 Madeira El jardín del Atlántico 6

 Madeira El jardín del Atlántico 7

Una semana en Madeira da para mucho. La isla nos ofrece, generosa, infinidad de rincones donde perdernos. Una ruta de montaña desde el pico Ruivo hasta el pico do Arieiro con unas vistas impresionantes desde el techo de la isla rodeada de agua. Paseos agradables por la península de Sao Lourenço, rodeados por impresionantes acantilados. Rutas de senderismo por frondosos bosques de laurisilva, siempre acompañados por el sonido del agua recorriendo las omnipresentes “levadas”. Una herencia histórica digna de conocer en Funchal y sus callejuelas, cafés y pequeños restaurantes del centro histórico, su colorido mercado, el jardín botánico, piscinas naturales increíbles en Porto Moniz o Seixal,…

¿Os gustan las flores? Estrelicias, agapantos y hortensias gigantescas que nos harán empequeñecer crecen por todas partes. Llama la atención la ausencia de insectos, sobretodo de mosquitos. Al tratarse de una isla tan aislada en medio del océano, determinadas especies de insectos voladores no han podido adaptarse al medio o simplemente nunca llegaron a la isla. Así pues, en muchas ocasiones, tendremos la impresión de estar en alguna selva de Centroamérica pero sin las molestas picadas que nos pueden enervar en algunos momentos.

Madeira El jardín del Atlántico 8

Una gastronomía sencilla pero muy apetecible, a base de mariscos, pez espada, caldeiradas, espetadas (pinchos gigantes de carne), guarniciones gigantes a base de verduras de la huerta y, como no, el “vinho” de Madeira, que hay que probar si o si, además de degustar muchos otros vinos portugueses que los madeirenses promocionan extraordinariamente. No perdáis la oportunidad de visitar alguna de sus curiosas destilerías donde se elaboran licores con hierbas o frutos locales.

Madeira El jardín del Atlántico 9

Hace un par de años tuve la suerte de contar con los buenos consejos de Ramón, alma y guía de Giroguies Senderisme, que me proporcionó una selección de rutas en esta isla y ha sido uno de los viajes más bonitos de mi vida.

Llegar a tu alojamiento habiendo hecho una ruta de senderismo fantástica y relajarse contemplando cómo las luces del atardecer dan color a la bruma que se ancla sobre los picos de las montañas es una sensación placentera, relajante. Tanto como la vida en Madeira.

Tal vez si que volvería una semanita más.

Fuente: Giroguies Viatges

Save
Cookies user prefences
We use cookies to ensure you to get the best experience on our website. If you decline the use of cookies, this website may not function as expected.
Aceptar todo
Rechazar todo
Read more
Analytics
Tools used to analyze the data to measure the effectiveness of a website and to understand how it works.
Google Analytics
Accept
Decline